sábado, 15 de octubre de 2016

100 años que se fueron volando

Un siglo de vida. Las emociones se conjugan, pues es un día especial, en el que celebramos tu longevidad, tu bandera, tu historia, tus colores, tu nombre y tu esencia.

Es muy sencillo celebrarlo cuando en los últimos años haz recobrado la memoria. Y reconozco tu estado actual como club poderoso, impresionante, millonario, cautivador de mentes -peculiar forma de estar en la opinión pública; sin embargo, no me olvido de todos los malos momentos. Y no se olvidan por qué fue en las malas cuando tus colores más necesitaron una defensa leal, un compañero que estuviera al lado tuyo a pesar de la tormenta.

Nunca imaginaron la trascendencia de tu fundación 

El recuerdo se hizo leyenda. Los libros nos cuenta cómo provocaste una revolución, acorde al momento social que se vivía, acabando con el dominio español, inglés y de otros clubes. Después, tetracampeón; existió el casi descenso; llegó Televisa, y el resto de la historia lo sabemos.

El Americanismo infundado por Televisa

Desde Emilio Azcárraga, como dueño del equipo, figura pública y un personaje que es un millonario que representa el modelo de vida que anhela cualquier mexicano, existen millones de aficionados americanistas que lo emulan, y obviamente viven su afición por el club de una manera similar.
Asisten a las finales, presumen egocéntricamente las victorias; se alejan en las derrotas, guardan las camisetas con dos derrotas en fila y otros cuantos calificativos. A esos les comparto mi disgusto, molestia y mi nula simpatía por su forma de decir "le voy al América".

Los que siempre están.

Como buen americanista millenial sigo al club desde los noventas. Por eso comparto la pasión de miles: Estar en la cancha, ser abonado, viajar para seguir al equipo. Tengo mi trapo, tuve un mural, mi barrio dejó huella, a su manera, en el barrismo mexicano por algunos movimientos que realizamos durante nuestra vida activa en la barra brava.

Con todo ese bagaje futbolero, hemos desarrollo este humilde sitio.

Hicimos esto para esa gente que siempre está presente y que hoy festeja como pocos los 100 años del equipo. Para tod@s ustedes va nuestro más humilde reconocimiento, reiterándoles que sin ustedes, este blog jamás pudo haber existido.

#ProgresoContinuo

Llegó el momento de cerrar este espacio, pues ahora concentramos nuestras energías en progresar en el espacio digital.

Se vienen nuevas propuestas, oportunidades, ideas, más imágenes, más videos y más amor por los colores. Ahora los esperamos acá: americademexico.mx.

#AméricaTodaLaVida

*Nota: Era muy fácil dejar de publicar por acá sin anunciar nada, pero consideramos que es importante aclarar la inactividad que tendrá este blog.



miércoles, 28 de septiembre de 2016

La hinchada azulcrema en América 2-1 Universidad [AP16]

Nunca dejes de creer. En el torneo del Centenario se consiguió otra victoria. Ahora sobre Pumas,  y la victoria regresa al equipo a sus aspiraciones de conquistar los primeros lugares en la tabla. Y eso es lo más rescatable porque la Copa Libertadores sigue siendo alcanzable.

Como siempre, contra los de la Universidad lo más importante, y lo más clásico que tiene ese partido es que representan nuestros tres puntos.

Todo el show mediático y de la gente de enfrente son cuestiones que se han arraigado en la sociedad, pues justamente ellos, los medios de comunicación y los bosteros mexicanos son quienes más esperan este partido. Existe rivalidad, es cierto. Pero que signifique la más importante y la más trascendente que tiene el club es una mentira.

Nosotros somos su clásico y ellos son nuestro escalón en la tabla. Si existe alguien que se atreva a desmentirlo díganme: ¿Por qué llegan al Azteca cinco horas antes del juego? ¿Por qué se acuerdan de alentar sólo en un partido, cuando hay 16 más en el semestre? ¿Por qué la prensa no habla de la multa por introducir mantas? ¿Por qué no se publican imágenes de la violencia que generan contra las familias en el estacionamiento de Periférico? ¿Por qué les arde tanto perder contra el amarillo?

La tensión sólo fue ingrediente más en la victoria. Hay muchas teorías, pero afortunadamente el antiamericanismo, disfrazado de "analistas" de televisión, tendrá el hocico cerrado.

















































miércoles, 21 de septiembre de 2016

5 reflexiones sobre la salida de Ignacio Ambríz como DT americanista

Ignacio Ambríz, en Seattle



  1. Las buenas intenciones no son suficientes en la era de los hashtags, peor aún cuando lo viral se convierten en gritos reales como el #FueraAmbriz. Y el proyecto de "Nachito" se quedó en lamentos y disculpas tras las derrotas, que tampoco alcanzaban a justificar su permanencia como entrenador americanista.
  2. Los destellos de buen fútbol quedaron en eso. Algunos partidos con el desarrollo de fútbol asociación, pero sin ser brillante. Y eso fue parte de la falta de capacidad y lectura de los juegos.
  3. En la historia quedará un logro, como lo fue el título de la Concachampions. El éxito que obtuvo ante Tigres [UANL] dejó al equipo como bicampeón del certamen (situación que tampoco es fácil de conseguir) y el más ganador de toda la CONCACAF. La remontada ante Cruz Azul (3-4) solo quedará en la anécdota; será un bonito recuerdo y ya.
  4. Muchos criticaron su llegada, por el perfil, los pocos éxitos en su carrera como estratega y su pasado rojiblanco, que a pesar de ser necaxista no comulgaba con el ADN americanista. ¿Cuántas tardes se criticó su forma de querer amarrar los resultados?
  5. El divorcio se consumó cuando el americanismo respondió al llamado; mientras celebraban a sus medios históricos, el León le daba otra lección a la gestión de Ambríz. Los oportunistas abandonaban la tribuna, mientras otros americanistas pedían con fervor su salida. Basta recordar la última imagen de "Nacho" como estratega del club en el Azteca: Caminaba hacia los vestidores, solitario, escuchando el grito intolerante del americanismo que pedía que su cabeza rodara. Menos de 24 horas después se anunció el final de su gestión.
* El agregado: Quizás el último pecado de Ambríz fue borrar de la cancha al "Chepe" Guerrero, pues siendo su mejor hombre, o al menos el que daba fortaleza en medio campo y al sector defensivo, terminó jugando en la banca, relegado por Javier Güemez, pero esa es otra historia. 

Foto: Ambríz a las afuera del "The Westin" en Seattle.